CUIDADO CON EL SÍNDROME DE "MAVERICK".- Por Aldo Oteo

Publicado el 2 de julio de 2024, 12:23

Hace algunos días me encontraba viendo una de las películas que personalmente considero de mis favoritas, ya que retrata un ejemplo perfecto de tenacidad, dinamismo, valentía con algunos tintes de rebeldía para darle un poco mas de sabor a la trama; lo cual mezclado con un excelente reparto y un financiamiento millonario logra un éxito taquillero, además de ser secuela de otro éxito taquillero, así es me refiero a MAVERICK.

Pero.... ¿Qué tan buen ejemplo puede ser un personaje como el Capitán Pete Mitchel "Maverick"?

 

Sabemos que este personaje de ficción nos eriza la piel con su tenacidad y valentía como piloto de combate, pero cuando descubrimos que después de 30 años, nuestro héroe sigue haciendo exactamente lo mismo; viviendo "rompiendo corazones", sin consolidar una familia y al parecer estancado en el rango de capitán, cuando sus contemporáneos figuran como almirantes ejerciendo cargos importantes, observamos que al recibir la oportunidad de crecer profesionalmente, continúa negándose  rotundamente a saltar del área operativa a la docente y nos damos cuenta que podemos estar presenciando un caso de "miedo al cambio" o fijación en la "zona de confort".

Si bien es cierto que son aplaudibles las personas que además de amar su trabajo lo hagan bien y con pasión, también es cierto que la carrera profesional, así como la vida misma es un proceso de cambio y que para crecer necesitamos seguir avanzando.

 

Cuando somos niños y creemos haber dominado lo que significa ser un infante, la vida y la biología nos sorprende con la adolescencia e igual pasa con la adultez y así mismo con la llegada de la vejez o ¿Qué pensaríamos de un adulto que se aferre a seguir siendo niño o adolescente solo porque le iba muy bien en esa etapa?

"ahora es tiempo de enseñar y supervisar que los "nuevos"  lo hagan de la mejor forma posible".

¿Qué sucede cuando nos negamos a salir de nuestra zona de confort?

Hace 19 años tuve la fortuna de ingresar como cadete a una escuela militar y durante mi estancia en ese honorable plantel, me di cuenta de algunas cosas que en retrospectiva, dejan una enseñanza filosófica que de identificarse y meditarse pueden causar un impacto que dura de por vida.

 

En el inicio como cadete de primer año, ademas de las responsabilidades académicas y militares que corresponden de manera individual, uno debe de encargarse de la limpieza de los dormitorios, lavar los baños e incluso hacerse cargo de que la vestimenta y calzado de los cadetes de años superiores se encuentren en perfecto estado de pulcritud; sin embargo cuando uno se vuelve cadete de segundo año, esas funciones se modifican y por muy buen "limpia baños" o "boleador de botas" que probablemente en algún momento fui, ahora es tiempo de enseñar y supervisar que los "nuevos"  lo hagan de la mejor forma posible.

Justo de eso se trata; la vida desde mi perspectiva personal, es una colección de procesos y cuando dominamos alguno y ésto ya no representa un reto verdadero, tal vez es momento de dar el siguiente paso para no enfermarse con el "SÍNDROME DE MAVERICK", debemos dejar de ser herramientas para convertirnos en quien las emplea y quien con su visión y experiencia, SABE LA MEJOR FORMA DE HACERLO.

 

El miedo a salir de la zona de confort conlleva al riesgo de estancarse en una serie de rutinas que en congruencia con Gergen (2011),  atentan contra el crecimiento personal y profesional lo cual alimenta el espíritu de complacencia y amenaza a la propia evolución. Este miedo usualmente viene de la mano de la resistencia al cambio , en donde (a pesar de que suene de inicio un poco raro), el individuo prefiere mantenerse en situaciones familiares (aunque éstas no sean óptimas), en lugar de enfrentarse a descubrir horizontes nuevos y mejores posibilidades.

ÉSTO NO ES PARA TODOS

A pesar de todo lo anterior, sería incorrecto decir que esta filosofía  es aplicable a todos y a todo, salir de la zona de confort va relacionado con los objetivos y la visión INDIVIDUAL que poseamos, no tiene nada de malo quedarse en donde uno se siente a gusto, siempre y cuando lo hagamos como un acto  consiente.

Ahora bien; si lo que buscamos es desarrollarnos integralmente, explotar nuestras capacidades y con ésto servir a nuestra sociedad, lo mejor sería aprenderle un poco más a "ICE MAN", quién según el filme de referencia, inició su carrera igual que el Capitán Mitchel y se desarrolló, familiar y profesionalmente hasta llegar a ser Almirante e incluso poder hacer "uso" (igual que como con una herramienta) de su buen amigo Maverick.

La verdad es que... NADIE posee la verdad; nuestro actuar debe de estar finamente relacionado con nuestros objetivos personales, y sobretodo por la realización de lo que consideremos individualmente como NUESTRO SUFICIENTE. Cuando integralmente lleguemos a un estado de suficiencia.

 

 

 

Y todo esto ¿Qué tiene que ver con la Aeromedicina Extrahospitalaria?

Encontrar nuestro suficiente nada tiene que ver con conformismo, ésto está más apegado con un estado de plenitud, sin embargo debemos de ser sinceros y no usar la etiqueta de plenitud para justificar nuestro sedentarismo intelectual, AVANZAR SI QUEREMOS AVANZAR Y QUEDARNOS SI ASÍ DESEAMOS. 

Tal y como lo menciona Mayuri (2022)  "...No todo es dinero en la vida y las rutas de crecimiento personal no son iguales para todos. Hay profesionales que aman su especialidad y preferirían permanecer en ella durante toda una vida antes que cambiar lo que aman por empezar a dirigir personas, presupuestos, planes, estrategias y políticas corporativas...". 

Pero... Si realmente amas algo ¿Por qué no asegurarnos de la supervivencia de ese "algo" a cargo de alguien que sepa el gran valor y utilidad que representa, es decir "TÚ".

"La verdad es que... NADIE posee la verdad"

Dentro de todas las actividades que realizamos en este universo denominado "Aeromedicina Extrahospitalaria", es SANO, desarrollar y ejercer una adecuada  consciencia situacional; tener la habilidad de hacer las cosas que nos corresponden cuando nos corresponda, disfrutar el momento, adquirir conocimientos y experiencia y justamente que todo ese bagaje invaluable sirva para beneficio de las nuevas generaciones, para analizar las lecciones aprendidas, para identificar ventanas de oportunidad y con ésto ser más eficientes y provocar un flujo profesional proactivo que tenga como consecuencia un cambio positivo para todos.

Tal vez ahora somos estudiantes y mañana estemos "al frente de batalla", pero posteriormente tendremos que SOLTAR esas funciones y abrazar la de el liderazgo desde una posición más gerencial y tal vez, después únicamente nos dediquemos a instruir e intervenir en el génesis de nuevos profesionales, cerrando este ciclo anteriormente mencionado y evitando adquirir el SINDROME DE MAVERICK.

.- Por Aldo Flores Oteo Mtro. GDIS. y F.S. #195

 

 

Referencias:

Gergen, K. J. y Gergen, M. (2011). Reflexiones sobre la construcción social.

Mayuri, G. (2022, June 6). ¿Crecer es una obligación? maverick: El capitán que no quería Ser Almirante. LinkedIn. https://es.linkedin.com/pulse/crecer-es-una-obligaci%C3%B3n-maverick-el-capit%C3%A1n-que-ser-mayuri-aguilar

Añadir comentario

Comentarios

Fer
hace 18 días

Excelente reflexión campeón. Me gustó..
Hay áreas de oportunidad y todo tiene que ver con el pensamiento y los sesgos cognitivos.

Gastelum
hace 18 días

Excelente reflexión, llena de verdad y mostrando una realidad